Constantine Peter Kallas, ex-procurador de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, siglas en inglés) fue sentenciado este lunes a 17 años y seis meses de prisión por recibir medio millón de dólares en sobornos de indocumentados, informó la Oficina Federal de Investigación (FBI, siglas en inglés). El ex-funcionario de ICE enfrentó un total de 36 cargos por corrupción y sobornos, fraude y obstrucción de la justicia.

Además de la pena de prisión, el juez ordenó a Kallas pagar $296.865 dólares en restitución tras recibir de forma fraudulenta, beneficios de compensación al trabajador.

Durante un período de casi 5 años, Kallas, con ayuda de su esposa Maria, fueron cómplices de una estafa mediante la cual crearon y entregaron documentos falsos a inmigrantes para que pudieran vivir y trabajar en los EE.UU. También desaparecía archivos de los indocumentados de los que recibía sobornos.

Las autoridades dicen que la pareja tenía más de $950.000 en su cuenta bancaria cuando fueron arrestados en el 2008.

Maria Kallas se declaró culpable de conspiración, soborno y conspiración para cometer lavado de dinero en noviembre de 2009. Su sentencia está prevista para el 2 de mayo de este año.