Un abogado debe siempre velar por los intereses de sus clientes, representándolos de la mejor manera posible. Deben obrar de manera ética y profesional. Si un abogado no le regresa sus llamadas, no avanza su caso y sospecha que algo no está bien, o le pide exhorbitantes sumas de dinero sin explicarle detalladamente los costos, podría ser fundamento para plantear una queja ante el Colegio de Abogados.

Recientemente escribí sobre un abogado en el Área de San Francisco que estafó a clientes durante años y que seguía ejerciendo leyes, a pesar de no tener licencia para hacerlo. Esto perjudico a cientos de inmigrantes, cuyos casos ahora están en una situación precaria.

En el video explico algunos derechos de clientes y cómo pueden reportar a abogados cuya conducta profesional sea cuestionable.