La semana pasada participé en la conferencia anual de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos.  Después de mi presentación, conocí a dos estudiantes de periodismo que están indocumentadas y ansiosas por salir del limbo inmigratorio en que se encuentran.  Me entristeció no poder ayudarles ahora y me hizo pensar cómo estas personas pueden abogar por una reforma inmigratoria integral.

Recientemente hemos visto que algunos estudiantes indocumentados han salido de las sombras y tomado acción – participando en marchas, haciendo huelgas de hambre o presentándose en las oficinas de legisladores pidiendo que apoyen “el DREAM Act” – el proyecto de ley que le daría estatus legal a jóvenes que llegaron a los Estados Unidos cuando tenían 15 ó menos años y desean ir a la universidad.

Es admirable que luchen por sus convicciones, pero deben tener cuidado al abogar por una reforma inmigratoria o por la aprobación del “DREAM Act.”

Antes de ponerse en riesgo de un arresto y posible deportación, recomiendo que escriban y llamen a sus representantes federales.  Es importante que ellos sean inundados de cartas y llamadas de parte de ustedes, de residentes permanentes y ciudadanos norteamericanos, pidiendo que actuen a favor de los aproximadamente 65,000 estudiantes indocumentados que se graduan cada año de la secundaria – o high school – en los Estados Unidos.

Cuando escriban una carta o llamen por teléfono, es importante ser cortés, identificar la legislación por la cual se están comunicando con su representante y explicar porque consideran que es necesaria.

Si decides visitar la oficina de tu representante federal, planea tu visita cuidadosamente, haz una cita, se puntual, cortés y paciente.  Es importante ir preparado para proveer información que apoye tu punto de vista.

Aun se desconoce cuando se hará una reforma inmigratoria, pero para cuando llegue ese momento, hay que asegurarse de no hacer nada que perjudique la posibilidad de un ajuste de estatus.

Finalmente, les recomiendo que consulten con un abogado de inmigración que pueda evaluar sus casos mas a fondo y determinar si tal vez haya alguna opción legal que les pueda ayudar a conseguir una vía para estar legalmente en los Estados Unidos.